Dietética

Las técnicas más avanzadas para mejorar tu aspecto

heading

Reservas / Citas

Actualmente existen diversos tipos de métodos para el Tratamiento Dietético. Desde Dieta blanda hasta Micronutrición.

DIETA BLANDA ODONTOLÓGICA

Las dietas blandas se emplean en aquellos pacientes con enfermedades orales o buco-dentales, cirugía oral, implantes, problemas que requieran modificar la textura de los alimentos para facilitar su digestión, evitando la masticación.

El objetivo no es tan solo mantener un adecuado aporte calórico y de nutrientes, sino facilitar el aporte extra de principios que favorezcan la cicatrización de la intervención practicada, así como suplementar con sustancias antioxidantes. Si es necesario, se cuenta con el aporte extra de una gama de batidos y preparados de fácil digestión que complementará su dieta en caso de necesidad.

Con todo ello se pretende reducir el tiempo de recuperación del paciente y el óptimo mantenimiento de su salud.

 

OBESIDAD/REDUCCIÓN DE PESO

La obesidad es la enfermedad metabólica más frecuente, y se define como el aumento de la masa grasa, y en consecuencia como aumento del peso corporal. El sobrepeso y la obesidad predisponen al padecimiento de enfermedades graves como enfermedad cardiovascular e hipertensión arterial, aumento de colesterol y triglicéridos, desarrollo de diabetes del adulto, agravamiento de la artrosis, apnea del sueño, aumento de riesgo para determinados cánceres y, por último, acortamiento de la vida.

El plan de reducción de peso se articula en 3 fases bien diferenciadas: fase de adelgazamiento, fase de adaptación, una vez alcanzado un peso correcto, y fase de consolidación del peso.

En la primera consulta se realiza una Historia Clínica y Nutricional, test de adherencia a dieta mediterránea, así como una valoración del entorno socio-laboral y familiar del sujeto.

Si se considera necesario, se practica una Encuesta de Calidad de Vida, valoración de Riesgo Cardiovascular se practica estudio antropométrico individualizado, con perímetros corporales, peso, talla, bioimpedanciometría (grasa corporal, grasa visceral), tensión arterial.

Existe una adaptabilidad absoluta por nuestra parte a las necesidades del sujeto, y nos movemos con igual facilidad sean cuales sean las condiciones del paciente (vegetarianos, diferentes costumbres alimentarias, horarios de trabajo complicados, polimedicados, etc).

En caso de necesitar reducciones de peso con “fecha límite” (oposiciones, pruebas físicas, etc), disponemos de planes de reducción rápida de peso (“Dieta Express”). Es necesario consultar su situación específica y le explicaremos cual es su plan personalizado.

 

RIESGO CARDIOVASCULAR

Las enfermedades cardiovasculares y el problema subyacente, la aterosclerosis, progresan a lo largo de los años, de modo que cuando aparecen los síntomas (episodios coronarios, -infarto de miocardio- y cerebrovasculares -ataque apoplético-) agudos suele estar en una fase avanzada. La modificación de los factores de riesgo puede reducir los episodios cardiovasculares siendo una de las herramientas más eficaces la modificación dietética.

La obesidad visceral guarda una relación estrecha con la aterosclerosis, agravada por hipertensión arterial y diabetes tipo 2. La presencia conjunta de estos elementos se denomina Síndrome Metabólico, siendo la intervención dietética, y la modificación del estilo de vida, fundamentales para el control de estos problemas.

La valoración del riesgo cardiovascular mediante índices especializados permite saber la intensidad de la intervención dietética. Diabetes tipo 2, Hipertensión Arterial y Dislipemias (aumento de grasas en sangre) se benefician notablemente del control nutricional, permitiendo habitualmente controlar el problema con mucha menos medicación.

 

APNEA DEL SUEÑO

La apnea del sueño es una patología muy frecuente y consiste en la obstrucción completa o parcial de las vías aéreas mientras se duerme, dando lugar a un sueño de mala calidad y no reparador, que produce somnolencia diurna y que tiene relación con enfermedades cardiovasculares. Una vez diagnosticada, para los casos de apnea leve o moderada el tratamiento habitual es perder peso, ya que la obesidad es uno de los factores vinculados a este problema, y usar unos dispositivos de avance mandibular que consisten en dos prótesis tipo férulas ideadas para adelantar la mandíbula y limitar los movimientos laterales. Se trata de liberar la faringe, reducir los ronquidos y permitir una mayor entrada de aire mientras duermen. Este centro está especializado en este tipo de férulas.

En caso de ser apneas graves y muy frecuentes, el tratamiento es reducción de peso, y un CPAP, dispositivo que fuerza la entrada de aire al pulmón, mediante una mascarilla y un aparato de presión positiva continua que impide el bloqueo de la vía aérea. Se considera apnea grave del sueño cuando hay más de 30 episodios de parada o reducción respiratoria por hora. El tratamiento dietético y la reducción de peso puede llegar a hacer desaparecer el problema.

 

MICRONUTRICIÓN

Las vitaminas y minerales son micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. La mayoría de estos micronutrientes provienen principalmente de nuestra alimentación, aunque en la actualidad es frecuente encontrar en una gran parte de la población deficiencias debido al ritmo de vida actual (estrés, mala alimentación, sedentarismo…). Para cubrirlas adecuadamente en muchas ocasiones a parte de una alimentación equilibrada es necesaria una suplementación adaptada.

Las patologías digestivas influyen no solo en la salud del sujeto sino en su calidad de vida. El sistema digestivo, como agente reconocedor de sustancias, es frecuentemente generador de intolerancias alimentarias, y como intensificador de ciertas patologías de origen autoinmune. Un buen planteamiento dietético permite reducir el impacto de esas patologías.

La oxidación es uno de los procesos que hoy día se consideran la base del envejecimiento. La corrección dietética de estos desequilibrios se traduce en un mejor funcionamiento de órganos y sistemas. La piel, la funcionalidad hepática, la mejora del tejido pulmonar en fumadores y exfumadores, el equilibrio mineral para el riñón o la mejoría de la retención líquida son situaciones que habitualmente tiene enfoque nutricional.

 

DETPXIFICACIÓN Y DIETAS DEPURATIVAS

Hoy por hoy estamos expuestos a numerosas sustancias tóxicas ambientales o de carácter endógeno, que se acumulan en nuestro organismo, y a pesar de contar con herramientas para defenderse de las toxinas, en algunos casos, necesita ayuda externa para este proceso.

El protocolo depurativo que le ofrecemos se basa, por un lado, en que la alimentación es la base de cualquier cambio a medio plazo. Generalmente, la desnutrición lleva a la deficiencia inmunitaria (bajada de defensas corporales), mientras que la sobrealimentación, hace hiperactivo el sistema inmunitario, produciendo tendencia a la degeneración e inflamación (arteriosclerosis, diabetes, artrosis, alergia, problemas digestivos…). Se planifica una depuración mediante dieta y agentes homeopáticos durante un mes, seguido de otro mes de dieta de reconstitución de activos y antioxidantes

 

INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

Un pequeño porcentaje de la población reacciona de forma anormal al contacto con ciertos alimentos, que pueden ser desde pequeñas erupciones hasta reacciones alérgicas graves. Las reacciones adversas a los alimentos pueden deberse a una alergia alimentaria o a una intolerancia alimentaria.

La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. Un buen ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche.

Algunos de los síntomas más habituales son: trastornos digestivos (dolor abdominal, nauseas, hinchazón del estómago, gases, diarreas, vómitos), cansancio general, fatiga y trastornos psicológicos, dolores articulares, alteraciones cutáneas, trastornos del sueño o jaquecas y migrañas.

El diagnóstico se realiza mediante el test de intolerancia, que mide la reacción de hasta 300 alimentos y su reacción con el organismo. El tratamiento es evitar su ingesta.